martes, 22 de noviembre de 2016

¡DEBES SABERLO!: Ecoparques, la tendencia que sustituirá a los zoológicos

El Jardín Zoológico de Buenos Aires S.A. será transformado en un Ecoparque Interactivo, de acuerdo a lo señalado por las autoridades del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología de Argentina, así como el gobernador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Armando Iachini

En el proyecto se encuentran contempladas las instituciones Jardín Botánico de la capital argentina, así como el Parque 3 de Febrero, para crear un Corredor de Biodiversidad en el que esté representado la flora y la fauna de esta nación sudamericana.  

Por si todo lo descrito fuese poco, [Armando Iachini] explica que se espera que este Ecoparque sea también el escenario en el que algunas ONG puedan presentar proyectos para la defensa y conservación del medio ambiente.


No es la primera vez que ocurre algo semejante y las autoridades argentinas aseguran que se trata de un proyecto proactivo, en el que los espacios se convertirán en un lugar de educación ambiental, que instruirá a la población acerca de la conservación mediante experiencias recreativas e inmersivas, algunas de ellas apoyadas por la tecnología.

Armando Iachini

Las personas involucradas con este emprendimiento aseguran que es un caso inédito, pues seguirán en pie los proyectos de conservación y los estudios científicos que garanticen el bienestar de la fauna autóctona en peligro de extinción.

Ecoparques alrededor del mundo

Xcaret en México se encuentra a orillas del mar y muchas personas ya lo han catalogado como el mejor ecoparque de todo el mundo, mientras que la capital inglesa ofrece el Kilburn Grange Park Play, un espacio que se encuentra dedicado especialmente a la población infantil.

Holanda cuenta con Wikado, un lugar que además goza de gran popularidad por el notable aprovechamiento que hace de la energía eólica.

Armando Iachini
Ecoparque Xcaret
Por Armando Iachini

jueves, 17 de noviembre de 2016

Armando Iachini: Las casas sustentables, un proyecto necesario

Construir ahorrando, esa es la nueva premisa de ciudadanos y empresas relacionadas con el área de la edificación de viviendas. En diversos países del mundo se han puesto en marcha proyectos en los que se desarrollan casas que ahorran energía, y Argentina tiene un programa destinado a familias de bajos ingresos.

Armando Iachini
Carlos Levinton apuesta por las casas sustentables
El arquitecto Carlos Levinton es el que se encuentra detrás de este proyecto de arquitectura sustentable, implementado en un modelo de vivienda social. Estas casas de bajo costo cuentan con mejoras que reducen el consumo de energía, optimizando de este modo la calidad de vida de las familias de recursos reducidos.

[Armando Iachini] comenta que las casas, destinadas para la provincia de Buenos Aires, están diseñadas para ser aplicadas a emprendimientos particulares o a planes públicos de vivienda. El proyecto cuenta con dos prototipos de casas energéticamente eficientes, las cuales funcionan como modelo de prueba y enmienda, para corregir sobre la marcha y tras evaluaciones previas, el rendimiento energético de estas construcciones en comparación con otras residencias del entorno. 


Periódicamente se revisa el funcionamiento de: 
  • Neveras.
  • Lámparas.
  • Colectores solares.
  • Calefacción.
  • Sistemas de reciclaje de agua. 
Las métricas de esta evaluación sirven para corregir el consumo energético de otras casas de la zona, pues está demostrado que las familias de bajos recursos consumen más energía que los hogares de clase alta. No obstante, las zonas más pobres cuentan con un servicio eléctrico limitado.


La premisa es consumir menos, para que cada vez más familias accedan a la electricidad. Los diseños de vivienda de Carlos Levinton le permiten a las familias ahorrar hasta un 30% de energía gracias a sencillos detalles en la edificación, como mantener la vivienda bien iluminada por la mayor cantidad de horas posible y un flujo de ventilación que permite un ambiente fresco en el interior. Esto nos lleva a un nivel de arquitectura sustentable de grado superior.

Por Armando Iachini

sábado, 12 de noviembre de 2016

¡ENTÉRATE!: ¿Se puede construir con papel?

Es sorprendente los proyectos arquitectónicos que pueden emprenderse con ciertos materiales de reciclaje, como por ejemplo el papel. Aunque muchos podrían dejarse engañar por la fragilidad de este material a ciertos factores como la humedad o la erosión, algunos han conseguido hacer del papel desechado un nuevo y conveniente material para la edificación de viviendas ecológicas.

El material se llama Papercrete y algunos lo conocen como “el concreto de papel”. Las experimentaciones con el papel desechado, le ha permitido a algunas personas y empresas desarrollar al menos tres tipos de materiales, que se obtienen empleando métodos similares, estos son: Papercrete, Paper Adobe y Agstone.

Armando Iachini
Bloques de papercrete
 [Armando Iachini] especifica que el papel que se selecciona proviene de diarios y revistas, este material se mezcla con arena y cantidades reducidas de polvo de cemento Portland, lo que permite crear una pasta moldeable que resulta sumamente económica. También puede sustituirse la arena por materiales como la arcilla, y otros componentes que se extraen de los suelos.


En una época en la que las construcciones de bajo costo, amigables con el ambiente, preocupan a una buena cantidad de empresas pertenecientes al sector de la construcción, el descubrimiento y la aplicación de este tipo de materiales resulta bastante favorable, al tiempo que permite aprovechar al máximo los recursos de los que podemos hacer uso.

Armando Iachini
Paneles de papercrete
Este tipo de materiales se usan con mucha frecuencia en lugares de bajo desarrollo económico, permitiendo de ese modo que las personas con escasas posibilidades de acceso a una vivienda digna, puedan conseguir hacer edificaciones de costo asequible y de relativa durabilidad que le permitan mejorar su calidad de vida.


Para la creación del Papercrete, es necesario el empleo de una máquina cortadora y mezcladora, que permite crear la mezcla homogénea anteriormente descrita, compuesta por papel de desecho, arena y cemento. La solución se vierte en moldes que se ponen a secar al sol, para endurecer los singulares ladrillos obtenidos. 

Armando Iachini
Casa de papercrete
Los bloques largos y anchos que se obtienen del Papercrete se unen entre sí con poca cantidad de mezcla, mediante una técnica que se conoce como mortero, permitiendo de ese modo levantar los muros de una vivienda. El resultado es muros mucho más gruesos que aquellos que se edifican con ladrillos convencionales.


El Papercrete es capaz de soportar 260 libras/pulgada, mantiene su forma sin importar la humedad y sirve como aislante térmico, características que lo hacen un excelente candidato para la arquitectura sustentable.


Por Armando Iachini

martes, 8 de noviembre de 2016

Armando Iachini: ¿Es posible construir una vivienda con botellas de vidrio?

La respuesta es sí, pero lo que podría resultar más sorprendente, es que esta edificación es un buen ejemplo de la reutilización de ciertos materiales, que se desechan con suma frecuencia y que se encuentran en grandes cantidades en los vertederos de basura, al tiempo que se aplica de un modo muy eficaz los principios de la vivienda bioclimática.

Armando Iachini

La vivienda que ponemos como ejemplo es una construcción económica realizada de manera artesanal, empleando botellas usadas y concreto como materiales básicos de construcción. La disposición de las botellas es fundamental para regular ciertas condiciones, como la entrada de luz natural a la vivienda y la conservación del clima interior, sin necesidad de invertir de más en recursos energéticos.


 [Armando Iachini] explica que cada una de las botellas que conforman la estructura de esta inusual vivienda aporta una cámara de aire que tiene la propiedad de aislar las condiciones climáticas exteriores, improvisando una pared con aislamiento térmico bastante efectiva.

Armando Iachini

Esta vivienda es un excelente ejemplo de las soluciones bioclimáticas que se pueden obtener con un poco de originalidad, sacando el máximo provecho a las posibilidades que nos brinda el reciclaje de ciertos materiales y objetos.


Aunque la construcción de una edificación con botellas es toda una rareza, las posibilidades que brinda este material podrían ser una fuente de respuestas a la arquitectura y a la construcción moderna en su búsqueda de alternativas para el desarrollo de proyectos más económicos, amigables con el medio ambiente y apegados a los cánones ideales de sostenibilidad.

Armando Iachini

Lejos de parecer un proyecto inestable y antiestético, hay una gran intención artística en los diversos proyectos arquitectónicos que se han asumido con este tipo de materiales.



Aunque son escasas las construcciones con botellas de vidrio, el aprovechamiento de las transparencias, los diversos colores del material, sus dimensiones, así como su mezcla con el concreto, pueden reproducir interesantes resultados orgánicos, que además simulan el brillo y vistosidad de los mosaicos.


Por Armando Iachini

jueves, 3 de noviembre de 2016

¡IMPORTANTE!: Casas bioclimáticas en Brasil

Apelando a estructuras modernas, ecológicas y de bajo presupuesto, la nación sudamericana se encuentra desarrollando proyectos de construcción a bajo costo que combinan la funcionalidad con el arte.

Las cabañas ecológicas o casas bioclimáticas han estado ganando terreno en Brasil como una alternativa a las edificaciones turísticas o incluso como residencias permanentes, tal es el caso del proyecto Casa Eugenia en el Lagoa Santa del Estado de Minas Gerais, una edificación encargada por una artista a un estudio de arquitectos.


Armando Iachini


Armando Iachini explica que es una cabaña moderna ecológica, que aunque cuenta con dimensiones reducidas, es perfecta para cumplir con las necesidades del cliente. Los muros laterales, elaborados en concreto, están decorados con motivos ornamentales artísticos africanos. La edificación fue completada con materiales de bajo costo y algunos de reciclaje, en una cantidad de tiempo relativamente corta (tres años).

La vivienda, ubicada en Estamcia das Amendoeiras es una casa bioclimática de arquitectura tropical que apuesta por la arquitectura sustentable, uno de los principales objetivos que hoy en día enfrentan las grandes empresas constructoras y los estudios de diseño arquitectónico e interiorismo.


Armando Iachini


Buena parte del consumo energético de esta casa puede aprovecharse de la ganancia de energía solar en forma pasiva en modo eficiente, al tiempo que protege con eficacia del exceso de calor, uno de los principales inconvenientes en la mayoría de construcciones de Brasil.

La cabaña fue diseñada para controlar la luz natural y la circulación de aire, lo que le permite a su propietario economizar su consumo energético. La estructura es bastante simple, ya que parte de dos muros paralelos, un techo curvo de chapas, un techo visera situado hacia la zona frontal, cerrando el vano con perfiles hechos de metal y vidrio.


Armando Iachini


La cabaña está repleta de ideas inspiradoras, en las que no solo se puede percibir el máximo aprovechamiento de los materiales empleados, también la apropiada disposición del espacio, lo que la dotan de una gran originalidad y comodidad.


Por Armando Iachini