miércoles, 28 de junio de 2017

Armando Iachini: Bambú, un material versátil y resistente

Duradero y sumamente noble, el bambú es un material que se distingue por su ecología, especialmente cuando lo eligen para su aplicación en las estructuras o las terminaciones de determinadas viviendas de bajo costo.

Armando Iachini


Numerosos proyectos en todo el mundo, demuestran que las casas hechas con este material vegetal pueden ser una considerable solución para satisfacer los problemas sociales que ocasiona la carencia de construcciones residenciales con un precio asequible, explica Armando Iachini.

Personas con los conocimientos indispensables pueden edificar hermosas y duraderas viviendas en un tiempo relativamente corto gracias a la versatilidad y el bajo costo del bambú. Los proyectos en los que se emplea este material, tan apreciado en regiones como Asia, suelen inspirarse en diseños vernáculos.

En Hawai, por ejemplo, las casas elaboradas con bambú suelen ser muy comunes, se construyen haciendo alarde de un gran cuidado en los detalles y los acabados son primera en sus terminaciones, todo esto garantiza la belleza del resultado final, así como la durabilidad de estas residencias acogedoras.

El bambú requiere una mano de obra especializada, y esto lo distingue de otros materiales de bajo costo, ya que es indispensable conocer el material y las posibilidades que brinda, por lo que aquellas personas con poca experiencia no deberían iniciar por sí solas un proyecto edificado con la ayuda de esta fibra vegetal.

Tener un equipo que maneje la mano de obra adecuada también garantiza que la ejecución de la vivienda se lleve a cabo en poco tiempo y con acabados más que satisfactorios.

Armando Iachini


El bambú es un material tan noble y versátil, que muchos lo emplean para recubrir ciertas áreas como pisos. Con bambú pueden fabricarse mesas, encimeras e incluso es un material muy buscado para la elaboración de mobiliario.

Es un material que tolera cargas, torsiones y dura considerablemente, por lo que no hay razón para descartarlo en el área estructural. Los techos, así como la carpintería de la edificación, también pueden resolverse con bambú, aunque hay procesos como los enchapados y el revestimiento de pisos, que pueden hacer más costoso el proyecto. 

Por Armando Iachini

lunes, 26 de junio de 2017

¡ENTÉRATE! El granito, la piedra más valiosa de la prehistoria

Saber más acerca de esta roca ígnea plutónica y de su valor dentro del mundo de la construcción, nos remonta a la época prehistórica, donde ya era utilizada por las primitivas civilizaciones como un material indispensable para la edificación de ciertas obras, en especial por su gran resistencia a la erosión.

Armando Iachini
Monasterio de El Escorial - España
El granito, conocido también como piedra berroqueña desde su temprano uso en la historia de la arquitectura, siempre ha sido un material muy complicado de trabajar. Con el paso de los siglos el uso de esta roca en la construcción comenzó a ocupar más lugares en los decorativo que en lo estructural, en parte gracias a la riqueza de sus texturas y manchas, comenta Armando Iachini.

Labores como tallar el granito y lograr un pulido fino, en la antigüedad era una tarea sumamente difícil, por esto, la gran mayoría de las creaciones arquitectónicas realizadas con este material suelen tener esa apariencia tosca, aún y cuando los sillares están perfectamente tallados, como ocurre con monumentos como el Monasterio de El Escorial.

Una de las civilizaciones antiguas más duchas en el uso del granito fueron los egipcios. Este pueblo no solo lo empleó para sus edificaciones, también sacaron un gran provecho de él en áreas como la escultura y la elaboración de utensilios domésticos, como sucedió en el período predinástico.

La Cámara del Rey en la Gran Pirámide de Guiza es un buen ejemplo de esto, ya que fue construida con enormes bloques de granito. También podemos hallar esta preciada roca en varias zonas del revestimiento que compone las otras dos pirámides que acompañan este yacimiento arqueológico, tan valioso en el mundo.

Armando Iachini
El granito está presente en la arquitectura egipcia
Los obeliscos egipcios son otro ejemplo del uso del granito entre los egipcios. Estos colosales monolitos fueron tallados en enormes piezas de piedra berroqueña, que a su vez eran transportadas sobre de las aguas del río Nilo desde las canteras, ubicadas en lo que en la actualidad se conoce como Asuán. Aún los egiptólogos no han descubierto todos los secretos empleados por los egipcios para trabajar este preciado material.

Por Armando Iachini

viernes, 23 de junio de 2017

Armando Iachini: El bambú para las nuevas estructuras

El uso de materiales locales a bajo costo se ha vuelto una solución habitual cuando se trata de hacer frente a aspectos como las limitaciones económicas y el desarrollo de nuevas propuestas arquitectónicas basadas en la sustentabilidad, el trato amigable con el ambiente, la integración de las obras con el entorno y la eficacia.

Armando Iachini


La Bienal de Bambú que se llevó a cabo a finales del 2016 en Java Central es un buen ejemplo de la preocupación de muchos arquitectos y estudios de diseño en poner sus conocimientos al servicio de las comunidades más desfavorecidas, demostrando mediante el desarrollo de este tipo de proyectos que la sustentabilidad no es solo para las clases más acomodadas.

Indonesian Architects Without Borders fue una de las firmas participantes en esta bienal y desarrolló para los habitantes de Indonesia un puente de 18 metros de longitud que cuenta con materiales como el hormigón y el bambú. La base de esta obra fue realizada en concreto, para garantizar su durabilidad, mientras que el resto de los elementos, corresponden a materiales locales.

Los habitantes de la comunidad de Kampung Ketandan fueron los encargados en asumir esta obra. Previamente los prototipos del puente fueron probados en los laboratorios de ingeniería de la Universidad Católica de Parahyangan y luego de hacer ajustes en el diseño, fueron los  carpinteros de Yogyakarta los encargados de consumar la obra, explica Armando Iachini.

Grandes postes de bambú integran los arcos principales del puente, desarrollados con estas piezas dispuestas de modo equidistante y unidas entre sí con pernos. Piezas verticales, también de bambú, sirven de soporte no solo a los arcos principales, también a la estructura del techo, de aleros amplios para garantizar la durabilidad del material ante la humedad, bastante contundente en la época de lluvias en esta región del mundo.

Armando Iachini


El puente, construido en tres meses, forma parte de las obras que integraron la bienal, muchas de ellas desarrolladas para favorecer a comunidades vulnerables, prestando servicio como centros culturales o museos de arte local.

Por Armando Iachini

lunes, 19 de junio de 2017

¡IMPORTANTE! Ladrillos, entre los materiales de construcción más antiguos

Los ladrillos tienen aproximadamente unos 11.000 años en los anales de la humanidad; su primera utilización se localiza en el período neolítico precerámico y actualmente son considerados uno de los principales materiales de construcción.

Armando Iachini 
El ladrillo es una herramienta de edificación milenaria
Sin duda, algunas de las civilizaciones más notables por el uso del ladrillo fueron los sumerios y los babilonios, quienes recurrieron a este material para reforzar sus muros y murallas.

Los agricultores de esta etapa tuvieron que recurrir al uso de ladrillos debido a la escasez de materiales esenciales como la madera y la piedra. La mayoría de los ladrillos empleados eran secados al sol, mientras que recubrían la parte exterior de sus edificaciones con ladrillos cocidos, debido a su gran resistencia y durabilidad, explica Armando Iachini.

Además de cumplir una tarea funcional, como era la resistencia, también estos ladrillos exteriores tenían una misión estética, por lo que los arquitectos de estas civilizaciones se tomaban el tiempo de policromarlos y, de este modo, conseguir interesantes efectos decorativos, que han pervivido hasta nuestros días como una muestra de esta cultura y de su conciencia artística.

En la historia de la arquitectura y la construcción, el adobe es considerado el precursor del ladrillo, puesto que fue un material de construcción que surge del uso de barro arcilloso para la elaboración de muros.

Armando Iachini 
Los ladrillos tienen aproximadamente unos 11.000 
Lo que diferencia principalmente a un ladrillo de un adobe es el proceso de cocción al que se somete al primero, exponiéndolo a altas temperaturas que superan los 350 grados.

Las dimensiones de los ladrillos pueden variar de una región a otra, especialmente por la época a la que corresponden y las culturas arquitectónicas en las que han sido utilizados. También la materia prima para la elaboración de estas piezas puede variar, destacándose materiales como arcilla, caolín y montmorilonita.

Por Armando Iachini

viernes, 16 de junio de 2017

Armando Iachini: El barro, un material de grandes posibilidades

El pueblo Musgum en Camerún es una de las tantas culturas del mundo que se vale de una arquitectura vernácula basada principalmente en el uso de materiales del entorno, como las fibras vegetales y el barro.

Armando Iachini
Las chozas de los Musgum se caracterizan por ser eficientes y económicas
Las viviendas de estos nativos cameruneses se caracterizan por tener cerca de nueve metros de altura y la forma de un arco catenario, capaz de soportar un peso máximo con el uso de materiales sumamente accesibles, económicos y de una eficiencia absoluta.

Estos atributos propios de las chozas de los Musgum fue lo que hizo que este estilo de vivienda se volviera tan popular en Camerún durante muchos años, hasta que la llegada del cemento y el desarrollo de otras técnicas arquitectónicas, puso en peligro este tipo de alternativas habitacionales, ya consideradas en desuso por muchos, explica Armando Iachini.

Las chozas camerunesas se caracterizan porque su estructura es elaborada con juncos. Estas fibras vegetales son tejidas en una red geométrica y simétrica, que posteriormente es recubierta con barro. Con fines ornamentales y funcionales, la superficie de estas viviendas es recubierta de un sistema modular, que además aporta a la edificación diversos puntos en los que soporta el peso, haciendo que el resultado sea más sólido, duradero y confiable.

Similar a construcciones como las que pueden encontrarse en Turquía o Mali, donde el uso del barro en fundamental para el desarrollo de estas viviendas rurales de bajo costo, las chozas de los Musgum en Camerún tienen un orificio en la parte superior de su estructura en arco, que no solo sirve de chimenea, también permite una vía de escape, a modo de escotilla, en caso de inundaciones.

Armando Iachini
Las chozas camerunesas miden aproxidamente nueve metros
Amenazadas por el desarrollo de otras alternativas habitacionales, elaboradas con materiales más resistentes y menos amigables con el ambiente, muchos arquitectos y diseñadores han puesto su atención en estas chozas camerunesas, para tomar de ellas sus principales aportes en cuanto a sustentabilidad, eficiencia y bajo costo.

Por Armando Iachini


miércoles, 14 de junio de 2017

¡NO TE LO PIERDAS! ¿En qué consiste la Certificación WELL?

La Certificación WELL, encargada de medir los estándares de bienestar y calidad de vida que un edificio puede conceder a sus usuarios, es un nuevo reconocimiento que se está entregando en diversas partes del mundo a diseñadores, arquitectos y oficinas de diseño que desarrollen proyectos sustentables y pensados para el beneficio de las personas.

Armando Iachini 


Solo un par de construcciones en Estados Unidos cuentan con este privilegio.  Fueron reconocidas con este distintivo por su sorprendente y amigable diseño y una de ellas es la sede de Symantec en Silicon Valley, hasta el momento el primer proyecto arquitectónico de esta zona en tener este privilegio, aún y cuando se espere que las nuevas oficinas de Apple y Google le hagan una seria competencia, comenta Armando Iachini.


Numerosos estudios de arquitectura están concentrando sus esfuerzos en emprender proyectos pensados para ser amables con el medio ambiente, en los que la sustentabilidad juega un rol protagónico. Para premiar estos esfuerzos se crearon las certificaciones BREEAM y LEED, que además velan por mejorar la calidad de vida de las personas.

La evaluación WELL está enfocada principalmente en el bienestar de los usuarios. Al igual que ocurre con la Certificación LEED se divide en tres categorías: oro, plata y bronce y un equipo de especialistas evalúa los edificios considerando siete indicadores para saber si cumplen o no con los requisitos indispensables para ser elegibles, estos aspectos son:

  • Aire.
  • Agua.
  • Alimento.
  • Luz.
  • Comodidad.
  • Mente.
  • Fitness.

Las características del espacio en el que nos desenvolvemos repercute en nuestra salud, por esta razón, la sede de Symantec se destaca al ofrecer áreas amplias, de una notable comodidad y tranquilidad, con un ambiente saludable que promueve en las personas la proactividad, al tiempo que repercute en su buen humor.

Armando Iachini 


La creatividad de arquitectos y diseñadores de interiores se ha puesto a prueba con la creación de esta importante certificación, motivándolos a desarrollar ideas que cada vez sean más coherentes con el bienestar de las personas.

Un buen diseño promueve en los usuarios una mejoría en su nutrición, incrementa sus aptitudes, regular sus patrones de sueño, hacerlos más proactivos y creativos y brindarles un estado de ánimo adecuado. 

Por Armando Iachini 

sábado, 10 de junio de 2017

Armando Iachini: Nuevas oportunidades constructivas en Latinoamérica

Muchos ingenieros y arquitectos se encuentran enfocados en la tarea de estudiar a fondo la arquitectura vernácula y los alcances de la bioarquitectura para poder ofrecer a las comunidades rurales de ciertas naciones de Latinoamérica aternativas contructivas de fácil ejecución que les permita optimizar sus viviendas, sin necesidad de descartar materiales y disminuyendo los costos.

Armando Iachini

Álvaro Mosquera, arquitecto colombiano, es una de las personas que se encuentran trabajando en el desarrollo de sistemas de construcción de bajo costo, versátiles y sismo-resistentes, que además pueden convertirse en una solución más que efectiva a los problemas habitacionales de ciertas comunidades vulnerables.

Valiéndose de técnicas como el bahareque, Mosquera aporta actualizaciones y optimizaciones que permiten hacer un uso de los recursos. El sistema que el arquitecto colombiano se encuentra desarrollando en su país natal recibe el nombre de sistema tendinoso e integra aspectos como el diseño, la tecnología y la cultura.

Sus estudios en arquitectura tradicional campesina le han permitido hacer una evaluación exhaustiva de estos métodos para brindar soluciones, especialmente en esas zonas en las que las casa de material sustituyen a las de madera, ya que son consideradas por algunos menos resistentes y seguras, explica Armando Iachini.

El sistema tendinoso se basa en instalaciones in situ de paneles armados, elaborados con alambre de púas y una estructura de madera, metal, perales de concreto o machones de mampostería estructural. Sobre la malla de alambre se coloca una red que sirve de soporte al mezclas de cemento, arena y agua, que son colocadas por capas.

Armando Iachini


Todo este trabajo aporta rigidez a la estructura y ayuda a conducir la humedad. A esto hay que añadir las propiedades de sismo-resistencia y el complemento que puede hallarse en el uso de otros materiales. Los alcances de estas técnicas están evidenciados en su uso por la Federación Nacional de Cafeterosque aplica esta tecnología en su programa de mejoramiento de viviendas en el campo.

Por Armando Iachini

lunes, 5 de junio de 2017

¡DEBES SABERLO! La construcción en América Latina

El país que más invierte en infraestructura de América Latina es Chile, con una enorme eficiencia en los plazos que se plantean para la ejecución de cada proyecto.

La nación colombiana se encuentra enfocada principalmente en la construcción de autopistas capaces de interconectar sus principales ciudades con las múltiples localidades portuarias de esta nación sudamericana.

Armando Iachini
Chile, país pionero en la construcción
En paralelo con estas obras, los colombianos también están fortaleciendo su red eléctrica, un esfuerzo que les permitirá mejorar sus infraestructuras e indicadores económicos, creciendo de este modo como nación y ratificando su proyección internacional.

Los chilenos, por su parte, han logrado una reputación intachable en materia de construcción, ya que cada las obras se ejecutan en el tiempo estipulado y ajustándose a los presupuestos iniciales, señala Armando Iachini.

Sin embargo, de todos los países latinoamericanos, ninguno ha demostrado tanta fortaleza y desarrollo en el sector de la construcción como Brasil. Las empresas constructoras de la nación carioca destacan en el continente y la inversión, especialmente la del sector privado, es notable.

En vista de las circunstancias, es importante destacar el financiamiento que ha aportado el Banco de Desarrollo Brasileño, institución financiera que en un lapso de menos de diez años ha incrementado exponencialmente sus montos crediticios.

Brasil ha edificado en los últimos dos años sorprendentes estadios, carreteras, aeropuertos y redes de transportes públicos, sin mencionar la Villa Olímpica de la ciudad de Río de Janeiro, el primer complejo de estas características en construirse en Sudamérica.

Armando Iachini
Infraestructura deportiva de Brasil
El Banco de Desarrollo Brasileño pasó de los 2 mil millones de dólares en el año 2003, a una inversión de más de 35 mil millones de dólares en el año 2011. En la actualidad hay que destacar el enorme impacto que eventos multitudinarios como el Mundial de Fútbol Brasil 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, han tenido en el sector de la construcción. 

Por Armando Iachini

jueves, 1 de junio de 2017

Armando Iachini: Los riesgos de las excavaciones

Las excavaciones son construcciones bajo tierra, que se desarrollan mediante la ejecución un procedimiento cíclico. Muchos aspectos están en juego cuando se necesita afrontar un proyecto de estas características, por lo que se recomienda no subestimar este tipo de trabajos.

Armando Iachini

El uso de explosivos o excavadoras mecánicas, algunas de ellas bastante básicas, son absolutamente necesarias para hacer las diversas perforaciones en la tierra y permitir el avance de la obra. El retiro de los escombros es una parte fundamental del proceso y debe venir acompañado de la colocación de los elementos primarios de revestimiento, explica Armando Iachini.

Los elementos primarios de revestimiento comprenden el uso de mallas de redondo, el empleo de bulones que son instalados en la superficie del suelo o la roca, y, desde luego,  el hormigón proyectado, conocido también en la industria de la construcción y la ingeniería como hormigón colado in-situ.

Los procesos cíclicos para la realización de excavaciones, son empleados en diversos proyectos. Un buen ejemplo de ello son las construcciones de túneles. Al hablar de un proceso como este se entiende que la obra amerita que se repitan constantemente una serie de técnicas para garantizar aspectos como la perforación y la colocación del revestimiento primario.

En todo momento las condiciones y el comportamiento del suelo influirá sobre las acciones a realizar. Operarios excavadores experimentados, son los que se encargan de cada uno de los pasos de la construcción, haciendo un uso responsable de la maquinaria adecuada.

Un ingeniero civil es el importante de los análisis de suelo. Estos profesionales también se encargan de un cambio en los medios del revestimiento. Cada uno de estos pasos son circunstancias propias del proyecto que no deben ser obviados en ningún momento.

Armando Iachini


También es importante, en una obra que amerita excavación, estar preparado para ciertos inconvenientes, como una alteración en el tiempo entre la excavación y la aplicación del revestimiento, variar, aumentar o disminuir la carga de explosivos, dependiendo de las condiciones de la obra o segmentar el frente de excavación en función a las características geológicas.

Por Armando Iachini