Armando Iachini: Construcciones Yamaro da su aporte a la fe en Venezuela

El Monumento Manto de María es una obra arquitectónica realizada en honor a la Divina Pastora, se encuentra en la cima del cerro conocido como: “Colina del Viento”, uno de los lugares más privilegiados del estado Lara, debido a que la imagen puede ser vista a 70 kilómetros de distancia desde Yaracuy, Cabudare y Barquisimeto, esto en clara alusión a la protección que la imagen mariana brinda al pueblo larense.

Armando Iachini - Manto de María

Manto de María

La Divina Pastora es la patrona de Barquisimeto, la devoción de su pueblo data del año 1855, cuando se desató una epidemia de cólera en la capital del estado Lara y tras la promesa del padre José Macario Yépez, la virgen puso fin al mal. El respeto y la tradición de los larenses motivó la construcción de un monumento que expresara el arraigo de los ciudadanos por su patrona, es así como surgió el proyecto de construcción Monumento Manto de María.

Construcciones Yamaro fue uno de los artífices de la obra cinética que supera los 60 metros de altura y que se convirtió en punto de referencia turística para la entidad larense, es la expresión de arte cinético hecha de concreto y compuesta por 523 líneas, con unos trece mil metros lineales de aluminio  fabricado y procesado en Barquisimeto. La estructura fue diseñada para permanecer colgando a 47 metros de altura y flota sobre un espejo de agua.

El Monumento Manto de María es el reflejo de la unión a favor del pueblo, los recursos económicos tuvieron origen en el esfuerzo conjunto del Ejecutivo Regional y Nacional y su ejecución  se inició en julio de 2014.

Armando Iachini - Manto de María

El monumento es visitado por personas de todo el país

Luego de 15 meses de trabajo continuo se inauguró la emblemática obra en enero de 2016, con motivo de la visita número 160 de la Divina Pastora a Barquisimeto. La majestuosidad de la construcción es símbolo de peregrinaje, quienes visiten el emblemático lugar deben subir 296 escalones y hacer cuatro paradas en las cuales los guías cuentan la historia de la Divina Pastora, quien asciende a la cima tiene el privilegio de ver al final del camino un mirador desde donde se pueden apreciar los crepúsculos larenses.

Por Armando Iachini



Ver fuente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Armando Iachini: ¿Qué premisas tomar para construir un túnel?

Armando Iachini: El brickarp, la alternativa de construir con plástico

Armando Iachini: El espacato, gran aliado de la decoración