jueves, 22 de septiembre de 2016

Armando Iachini: El granito, el gran secreto de los egipcios



Si queremos conocer la historia de esta roca ígnea plutónica y el valor del que goza dentro del mundo de la construcción, será necesario remontarnos hasta la época prehistórica, donde ya era empleada por las primeras civilizaciones como material para la edificación de ciertas obras, especialmente por su resistencia a la erosión.

Armando Iachini

El granito era llamado piedra berroqueña y desde su temprano uso en la historia de la arquitectura, trabajar este material era considerado una labor sumamente penosa. Con el paso de los años el uso de esta roca en la construcción comenzó a ser más decorativo que estructural, especialmente por la riqueza de sus texturas y manchas.

Armando Iachini

Tallar el granito y otorgarle un pulido fino en la antigüedad era una labor sumamente difícil, por lo que la gran mayoría de las obras arquitectónicas elaboradas con este material antes de que se desarrollaran ciertas técnicas, suelen tener esa apariencia tosca, aún y cuando los sillares están perfectamente tallados, como ocurre con monumentos como el Monasterio de El Escorial.

Los egipcios son muy probablemente una de las civilizaciones antiguas más duchas en el uso del granito. No solo lo emplearon con fines arquitectónicos, también supieron sacar una gran provecho a este material en áreas como la escultura y la elaboración de utensilios domésticos, como podemos constatar en el período predinástico

Armando Iachini

La Cámara del Rey en la Gran Pirámide de Guiza fue edificada con grandes bloques de granito, y también podemos encontrar esta preciada roca en varias hiladas del revestimiento que compone las otras dos pirámides que acompañan este yacimiento arqueológico, tan valioso en el mundo.

Los obeliscos egipcios fueron grandes monolitos tallados en enormes piezas de granito, que eran transportadas a través de las aguas del río Nilo desde las canteras de lo que se conoce actualmente como Asuán. Aún los egiptólogos se cuestionan los secretos empleados por los egipcios para trabajar este preciado material.

No hay comentarios:

Publicar un comentario